Síguenos en las redes sociales:

Facebook Twitter YouTube

Portada | Regional | Estatal | Nacional | Internacional | Policial | Economía | Deportes | Entretenimiento | Tecnología | Insólito | Hemeroteca
 
 



En China no se juega con la bandera

Fecha/hora de publicación: 19 de noviembre de 2017 17:56:38

El dueño de un restaurante en la provincia occidental china de Qinghai ha sido detenido por la policía y tendrá que pasar 15 días en prisión por utilizar la bandera nacional como cortina de entrada a la cocina de su establecimiento, informó el diario South China Morning Post.

El hostelero, apellidado Ma y dueño de un local de comidas en la localidad de Menyuan, fue "denunciado" a través de una foto que uno de sus clientes tomó a la bandera y publicó en las redes sociales, lo que generó muchos comentarios de internautas y captó la atención de la policía local.

Los agentes, "en virtud de la Ley de la Bandera Nacional, han decidido detener a Ma durante 15 días por faltar al respeto la enseña nacional", señaló un comunicado de la policía local.

En principio se suponía que Ma debía colgar la bandera china en el exterior de su restaurante en el verano, cuando por ésa y otras localidades de la zona pasa el Tour de Qinghai, una de las principales pruebas ciclistas del país.

El suceso se produce pocos días después de que el régimen chino aumentara su rigor respecto al tratamiento de sus símbolos nacionales, especialmente el himno del país, creando una ley que contempla penas de prisión si alguien silba o crea versiones irónicas de su letra.

Esa ley aparece meses después de que los aficionados al fútbol de Hong Kong comenzaran a abuchear y silbar el himno nacional chino en los partidos oficiales, en medio de una ola de descontento en la excolonia británica hacia Pekín que ha causado el nacimiento de movimientos independentistas en esa ciudad.

  Regresar a la portada
Selecciona la ciudad
Planets Delicias Chihuahua Juárez
Radioteleton 2017

Columnas de El Chilero
Estos espacios de expresión únicamente reflejan el punto de vista de los autores.


Para los externos al proyecto de nación promovido por Andrés Manuel, proclives al bipartidismo que siempre ha predominado en México, entiendo su crítica y modus operandi, es estratégica su forma de actuar y la desestabilización de Morena podría redundarles a ellos en cierto beneficio personal o grupal. Pero lo que sí de plano no concibo ni como estratégico ni conveniente para que el proyecto pueda rendir los frutos requeridos en Chihuahua es que propios hagan señalamientos sin sustento, sobretodo contraviniendo al líder nacional en cuanto a las candidaturas ciudadanas, en cuanto a la participación de liderazgos externos que si bien tomamos parte activamente unos, como colaboradores otros, no pretendemos generar nuestro capital político a costa dé sino al contrario sumar el poco o mucho arrastre que traigamos, porque estamos convencidos de la propuesta de López Obrador, y de la gran posibilidad que se presenta para los mexicanos en el 2018 si nos unimos en un propósito común.



Una crítica bien construida contra la corrupción es quizá la bandera política más efectiva para enarbolar en el proceso electoral de este 2018, así lo entienden quienes ya han usufructuado electoralmente con el tema, pero no es una cuestión de pose, no se trata de colocar el tema en el mensaje que se transmite o transmitirá en campaña, porque es aquel que las encuestas te marcan como el más provechoso para captar la atención del electorado, o porque así lo dicta la propuesta principal de la consultoría contratada, hacerlo por esa razón tal vez funcione un tiempo, pero luego se desvanecerá la euforia del adalid y luego sobrevendrá el vacío.



Al entrar la presente administración de Javier Corral, de inmediato dio marcha atrás con estas denuncias, las cuales continuaron en su integración y eventualmente se judicializaron y hoy forman parte del caudal de procesos penales que esperan al ex gobernador, cuando sea extraditado a México.



A pesar de lo que digan sus seguidores, igual de imbéciles, por lo menos gran parte —ya que cada quien resuelva cómo se siente y si está dentro de ese grupo o no—, no existe en sus apariciones en público ningún atisbo de coherencia o lucidez.


 
ElChilero.com.mx - ® Todos los derechos reservados 2018