Síguenos en las redes sociales:

Facebook Twitter YouTube

Portada | Regional | Estatal | Nacional | Internacional | Policial | Economía | Deportes | Entretenimiento | Tecnología | Insólito | Hemeroteca
 
 


Las noticias al momento
20:35 Este domingo será el sorteo del Servicio Militar en el Gimnasio Municipal
16:48 Aumenta salario mínimo ahora será de $88.36
15:48 Toman protesta a Patronato de Pioneros
15:39 Piden diputados aumentar presupuesto de la Fiscalía General del Estado para el año 2018
15:32 Crean legisladores locales el Registro de Deudores Alimentarios
14:53 Sí a alguien se debe exhortar para que Chihuahua tenga más recursos para seguridad, es al presidente Peña Nieto: Villareal
14:47 Pide Isela Torres partida para protección a médicos; PAN vota en contra
14:38 Inauguran exposición "La llegada de los menonitas al estado de Chihuahua"
14:01 Solicita Liliana Ibarra para que todos los órdenes de gobierno inspeccionen las gaseras
13:46 Avalan Diputados del PAN eliminar multas por no registrar a menores a tiempo
13:34 Continúa Instituto Municipal de la Mujer con programa “Verónica” en las escuelas
13:26 Subasta de deuda será pública, dice Valenciano
13:17 Pareja luchona va a la cárcel por vender chiva
12:33 NFL México justifica las poco inteligentes declaraciones de Belichick
12:14 López Obrador lanza documental autobiográfico
12:03 Atenderán 30 mil usuarios mensuales, unidades de transporte adaptado
11:53 Continua búsqueda de médico privado ilegalmente de su libertad
11:41 Avance del 50 por ciento en registro del patrimonio público

Camila : Por Luis Villegas Montes

Fecha/hora de publicación: 21 de octubre de 2017 10:37:51

Alguien que me haya leído con cierta asiduidad sabrá quién era Florencia; estará al tanto de las desavenencias familiares que produjo, de las complicidades alimentarias, de los estropicios que su incontinencia provocó y de la pena honda cuando se fue así como era ella: mansa, callada y dulce.

Pues ayer tocaron a mi puerta y era el Adolfo; en una mano cargaba un recipiente y una bolsa de croquetas; y en la otra, ese estropajo diminuto al que decidió llamar: "Camila" y es la que engalana esta entrega.

Camila llega a nuestras vidas y quien sabe cómo nos vaya; por lo pronto, ya la pisé dos veces. Conste que esto que digo se dice fácil pero no lo es; entre nosotros, es un tema serio; ya antes me cargué de ese modo infame una de las mascotas de María: ahí andaba detrás de mí (¡ah, cómo me quería!) y en una ida nocturna al baño, ¡zaz!, adiós perrita.

Pues bueno, salvo los dos descontones que le di entre ayer y hoy, espero que nos llevemos bien.

Llegó pelando tamaños ojotes, mezcla de pánico y... pánico (porque no se le veían de otra cosa), latiéndole el corazoncito a mil por hora y llorando bajito; ya esta mañana se veía más desenvuelta la perrita. "A ver, ¿Usted la trajo, no? Pues cúelele, sáquela a pasear a ver qué cara va poniendo"; le dije a Adolfo. No quiere salir (Camila, el Adolfo es patita de ídem), le da miedo la calle, pero ya se nota más desenvuelta; ya se acerca con más confianza y empieza a deambular de aquí para allá, explorando los límites de la que va a ser, esperemos en Dios, su futura morada.

La mamá no quiso amamantarla y le dieron fórmula; y aunque tiene cuatro meses, no la han vacunado precisamente porque le falta peso; la idea es que coma como pelón de hospicio, cinco o seis veces al día; y empiece a mejorar. Toma vitaminas porque es puro pelo, pellejo y huesos (otra vez Camila, el Adolfo ya come como pelón de hospicio).

Por lo pronto, llega y llega como meteorito; no lo esperaba (del Adolfo, ¿cómo iba yo a imaginar tamaña ocurrencia?). ¿Me pregunto qué voy a hacer? ¿Dónde voy a dejarla? ¿A qué horas la sacaré a pasear? Digo, por lo pronto es la Camila de Adolfo y que él se haga cargo, total, yo ¿qué? Pero me conozco; ya me cae bien, no tiene ni veinticuatro horas en la casa, y ya empezó a hacer una parcelita en mi corazón.

En algún lado lo dejé dicho: los perros me encantan por esa devoción, ese rendimiento, que se trasluce en su mirada cuando ven a su amo; yo no creía mucho en eso de las "inocentes miradas", pero la primera vez que vi a Florencia a los ojos supe que sí; que sí existe ese "algo" que asoma a los ojos de los perros y que, a falta de una palabra mejor, de una adecuada, es válido llamar "inocencia". Me voy a esperar tantito para cortarle el fleco y ver cómo me mira.

Conste que también es momento de afirmar que Camila es Camila y ya; es decir, es una mascota, un animalito, un perro ni más ni menos; no vaya a pensarse que de aquí a dos meses vamos a andar buscándole sombreritos o prendas de vestir que la conviertan en un objeto ridículo o en un remedo de persona; por lo demás, si su instinto canino lo entiende, si se acostumbra, si aprende a hacer sus cosas cómo y dónde se debe (vamos a enseñarla, claro), entonces creo que sí, que vamos a aprender a convivir en paz (Camila y yo, digo, porque Adolfo anda a su aire).

  Regresar a la portada
Selecciona la ciudad
Planets Delicias Chihuahua Juárez
Radioteleton 2017

Columnas de El Chilero
Estos espacios de expresión únicamente reflejan el punto de vista de los autores.


Para los externos al proyecto de nación promovido por Andrés Manuel, proclives al bipartidismo que siempre ha predominado en México, entiendo su crítica y modus operandi, es estratégica su forma de actuar y la desestabilización de Morena podría redundarles a ellos en cierto beneficio personal o grupal. Pero lo que sí de plano no concibo ni como estratégico ni conveniente para que el proyecto pueda rendir los frutos requeridos en Chihuahua es que propios hagan señalamientos sin sustento, sobretodo contraviniendo al líder nacional en cuanto a las candidaturas ciudadanas, en cuanto a la participación de liderazgos externos que si bien tomamos parte activamente unos, como colaboradores otros, no pretendemos generar nuestro capital político a costa dé sino al contrario sumar el poco o mucho arrastre que traigamos, porque estamos convencidos de la propuesta de López Obrador, y de la gran posibilidad que se presenta para los mexicanos en el 2018 si nos unimos en un propósito común.



Así es como avizoro al gobierno de Javier Corral, que en la semana que está por concluir se lució, como pocos gobernantes lo han hecho en su mandato, se avocó a denostar a los medios de comunicación, en particular a dos (uno local y otro nacional) que publicaron hechos concretos, con información sólida sobre situaciones reales donde se evidencian errores de Corral, y que por lo tanto desataron la ira del mandatario quien utilizó sus redes sociales para atacar a dichos medios, para acusarlos de extorsión.



Al Gobernador Javier Corral, le ha tocado bailar con la más fea; esto por las condiciones en las que recibió el Estado, pero además por la incapacidad que ha demostrado en el ejercicio del poder, que se ha visto rebasado por la presencia del crimen organizado que mantiene el control sobre varias regiones de la entidad.



Me repito —pero ni modo— si digo de otro panista, Ramón Galindo Noriega, que la única cosa inteligente que le oí decir alguna vez fue que más vale que fuéramos organizando una feria, un festival, un festejo, una muestra gastronómica, lo que fuera, para difundir aspectos de nuestra cultura antes de que los gringos vinieran a explotar ese filón; medio en serio medio en broma, decía él que los burritos de Villa Ahumada bien podían servir para dicho propósito y que era cosa de darse prisa antes de que, allende nuestras fronteras, no faltara quien, movido por el antojo o la querencia, organizara el evento y nos "robara" esa parte de nuestra cultura culinaria.


 
ElChilero.com.mx - ® Todos los derechos reservados 2017