Síguenos en las redes sociales:

Facebook Twitter YouTube

Portada | Regional | Estatal | Nacional | Internacional | Policial | Economía | Deportes | Entretenimiento | Tecnología | Insólito | Hemeroteca
 
 


Las noticias al momento
11:11 Matan a presidente municipal de Ixtlahuacán, Colima
11:03 Trump difundirá documentos clasificados del asesinato de Kennedy
20:10 Septiembre con desempleo del 3.3 % en el país: INEGI
19:23 Kate del Castillo acepta que tuvo sexo con Sean Penn
18:53 Nuevo secretario ejecutivo de SIPINNA en Delicias
16:48 21 mil 279 jóvenes podrán votar por vez primera en Chihuahua
16:26 Declaran culpable a Javier Garfio del delito de Peculado
15:09 Alcaldes priistas entregan cartas a Santa Claus
13:42 Equipan con cámaras patrullas de seguridad pública y vialidad en Meoqui
13:04 Cuidado al retirar dinero de bancos, ladrones al acecho
12:45 Alerta COESPRIS por falsos verificadores
11:54 Concientizan con caminata sobre la prevención del cáncer de mama
11:47 Proyecto Estratégico para la Siembra de Maralfalfa en Saucillo
11:36 Llevan conferencia Juventud Inteligente a estudiantes de La Boquilla
11:24 Fiscalía solicita 3 años de cárcel para Javier Garfio en juicio abreviado

Respuesta a Jaime García Chávez. 1ª. De 2 partes

Fecha/hora de publicación: 10 de agosto de 2017 11:02:13

El lunes, leí un editorial de la autoría del Lic. Jaime García Chávez; la incomodidad subsecuente motivó interrumpir mis disquisiciones bibliográficas por estos párrafos que, confío, no aparezcan sulfurosos; y si sí, pues ni modo. Al margen de las declaraciones de Ricardo Anaya, de quien públicamente he reclamado su falta de decencia política pues, como el Lic. García Chávez bien dice, es Jefe nacional del PAN y precandidato presidencial, lo cierto es que su escrito me parece que generaliza en extremo, da a entender cosas que no son ciertas y soslaya otras.

En primer lugar, señala el autor que el PAN de Chihuahua "fue duartista de principio a fin del sexenio"; miente García Chávez; por ignorancia o mala fe, pero falta a la verdad con ese dicho —existe una clara distinción entre un trienio y el siguiente; y la demostración palmaria de este aserto viene de la mano de un párrafo subsecuente—; lo que el licenciado, como otros muchos, confunde para llevar agua a su molino, es la necesidad de entender la política como un ejercicio dialéctico permanente que implica, forzosa y necesariamente, el acompañamiento o el distanciamiento de la oposición con el poder. Con esa óptica maniquea, para colmo defectuosa y convenenciera, cualquier cercanía o acuerdo con el Gobierno por parte la oposición es cuestionable, si no favorece al autor de la crítica; o se trata de un ejercicio "de pluralismo democrático" si sí la favorece.

Así, todo el que coincidió con César Duarte en cualquier aspecto, lícito o no, atendible o no, justificado o no, es un villano o un malvado; y quien no lo hizo, es candidato al galardón de la pureza sin mácula.

Esto que digo resulta relevante porque el Licenciado García Chávez, por ejemplo, fue Diputado durante el primer trienio del Gobernador Reyes Baeza y no fueron pocas las veces que, desde su curul, apuntaló sus políticas públicas, en multitud de temas; lo que no resulta tan diáfano si tomamos en cuenta que, en su oportunidad, ese mismo Reyes Baeza, todo sea por seguir con los ejemplos, fue señalado como un gobernante que había sumido a Chihuahua en un pozo de endeudamiento; y conste que no me refiero a las acusaciones de la pasada administración, en donde, por cierto, el Licenciado García Chávez, escrito por él mismo, le apuntó un buen tanto en el chorizo a dicho mandatario por su cartita exculpatoria (aclarando que la expresión no se refiere a una picaresca singular sino al juego del billar).

Como sea, y sólo para refrescar la memoria de los coterráneos y del propio editorialista, cabe mencionar que el problema de la deuda chihuahuense comenzó en ese sexenio; a su término, en 2010, los señalamientos fueron constantes: El 5 de julio, el periódico El Universal destacaba que gran parte de los gobernadores electos recibían "una bomba de tiempo" y de Chihuahua, literalmente dice que el servicio de la deuda "podría consumir entre un 20% y un 25% del ahorro interno"; nota reiterada por otros medios; e incluso, ese estado de cosas propició un editorial que hablaba de una "bancarrota pública"; a fines de ese mismo año, se afirmaba en distintos medios que Reyes Baeza había dejado una deuda por "13 mil 262 millones; 869% más que la que recibió: Hacienda"; y que ese Gobierno no sólo dejó sumido al estado de Chihuahua en su peor crisis de inseguridad "también dejará la deuda más grande de la historia". Al respecto, apunta un informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OECD) que no puede tacharse de parcial: "Las obligaciones financieras de Chihuahua están garantizadas a través del balance entre activos existentes e ingresos futuros. Las obligaciones financieras aumentaron de MXN 5.500 millones en 2005 a MXN 12.300 millones en 2010 -un aumento del 79% en términos reales- pasando de 1.9% a 3% del PIB estatal. A pesar de que la deuda aumentó sustancialmente, más de la mitad (54% del total de la deuda a fines de 2010) estaba respaldada por valores bursátiles vinculados a un sistema de autopistas muy exitoso, calificado AAA en la escala mexicana de agencias calificadoras; El resto está garantizado por los impuestos compartidos (participaciones)".

Ahí empezó todo; votando jubilosamente las primeras bursatilizaciones; con ello se demuestra que no cualquier acuerdo entre gobierno u oposición es negativo ni criticable per se; que el ejercicio dialéctico es indispensable en política y que, en Chihuahua, hablando de acciones u omisiones en esas lides, el más pelón se hace una trenza.

Continuará...

  Regresar a la portada
Selecciona la ciudad
Planets Delicias Chihuahua Juárez
A paso firme

Columnas de El Chilero
Estos espacios de expresión únicamente reflejan el punto de vista de los autores.


Las baterías de "ataque", políticamente hablando, de los dos principales partidos políticos de nuestro país, como lo son PRI y PAN. Habían estado dirigidas contra Andres Manuel López Obrador, por obvias razones. Pero al acercarse más el tiempo del proceso electoral 2018, donde entre tantas pociciones, se elegirá al nuevo o nueva presidente de la república. Ahora surgen ya en el interior de los principales partidos políticos, PAN y PRI, las luchas internas de los grupos por hacerse de la candidatura presidencial de sus respectivos logotipos.



En las últimas décadas se han conformado diversos organismos, que ya se duda sí fueron con buenas intenciones, lo malo es que se autoriza su financiamiento con recursos públicos y es ahí donde a todos los ciudadanos nos da harto coraje, cómo es posible que se les autorice un financiamiento fuera de toda proporción económica del estado de quiebra permanente en que vivimos la mayoría de los mexicanos.



Javier Corral, es un hombre bien intencionado, que constantemente habla de mejorar la realidad en que se vive en la entidad, de llevar a cabo todas las acciones para que Chihuahua pueda convertirse en ejemplo nacional en diversas áreas como la de la lucha anticorrupción; de llevar también al plano nacional el ejemplo de eficiencia y eficacia que se tiene en materia de combate a la delincuencia, de continuar aportando ideas para un cambio de régimen político, ante el agotamiento del sistema actual, escuchando a los actores nacionales en reuniones locales, que según transparencia, tienen un costo de 250 mil pesos cada una y llevan dos, de continuar organizando carreras pedestres para apoyar a los indígenas de la sierra tarahumara con el monto total de las inscripciones, que coincidentemente suman también 250 mil pesos.



Pues ayer tocaron a mi puerta y era el Adolfo; en una mano cargaba un recipiente y una bolsa de croquetas; y en la otra, ese estropajo diminuto al que decidió llamar: "Camila" y es la que engalana esta entrega.


 
ElChilero.com.mx - ® Todos los derechos reservados 2017