Síguenos en las redes sociales:

Facebook Twitter YouTube

Portada | Regional | Estatal | Nacional | Internacional | Policial | Economía | Deportes | Entretenimiento | Tecnología | Insólito | Hemeroteca
 
 



En defensa ajena. 1ª. De dos partes.

Fecha/hora de publicación: 14 de junio de 2017 15:20:28

"No hay verdades únicas, ni luchas finales, pero aún es posible orientarnos mediante las verdades posibles contra las no verdades evidentes y luchar contra ellas".

Manuel Vázquez Montalbán.

Hace días, el 10 de junio de 2017, en su blog, "muro", "sitio" o como sea que se llamen esos chismes, el Lic. Jaime García Chávez, de quien disiento casi en todo y sin embargo es de los pocos personajes de la vida pública local a quien respeto, cosa que sé perfectamente que a él le tiene sin cuidado (como debe de ser en alguien que se respete a sí mismo) y con quien he polemizado en el pasado (lo que no significa absolutamente nada salvo eso, precisamente, que no estamos de acuerdo ni estaremos en uno, dos, tres, cien o mil temas), contó un chiste malísimo que causó una polémica que, de verdad, me dejó turulato.

Lo del chiste estuvo así; escribió García Chávez: "Un poco de humor: —¿Qué es lo más complicado de la operación de cambio de sexo de hombre a mujer? (pregunta alguien, hombre o mujer, no se sabe) La extracción del cerebro (responde un otro, hombre o mujer, tampoco se sabe)"; y ya.

A ese lance, más bien ingenuo y simplón, le ha seguido una toma de partido -un cúmulo impresionante de comentarios- que, juzgados a priori, tal pareciera que se está hablando de la fórmula secreta de la Coca Cola, la intromisión de Rusia en las elecciones de Estados Unidos, el magnicidio de Kennedy o "el fraude" (si lo hubo) de las elecciones del 88 en México.

De todos los comentarios que leí, no más de 20, me quedo con uno de alguien que se hace llamar "L'aura Dolly", quien se pregunta con sorna: "Y ¿el humor?"; y revira con otro chascarrillo ácido, pésimo y pertinente: "Si a esas vamos: ¿Qué es un travesti? Un hombre tratando de superarse"; como desahogo estuvo bien: Clap, clap, clap.

La estupefacción surgió a raíz de la oleada de comentarios que una ocurrencia tan baladí de parte de un hombre público suscitó. Desde "misógino" hasta "retrógrado" al licenciado le llovió. Sin faltar los que, en los linderos de la inteligencia chocarrea, le perdonaron cualquier exabrupto nada más "por ser él". Espectáculo poco edificante por donde se le mire; algo así como: "Lo que Usted diga, licenciado, todo, todo, TODO, está bien... papacito (no más el "papacito" les faltó)". El asunto habría quedado en ese ridículo de no ser porque el sábado, creo, tomó ribetes de sainete cuando el licenciado publicó un mea culpa que ¡OMG!

El título de estos párrafos se explica, no porque el licenciado necesite mi defensa, que le debe servir básicamente para dos cosas: Para nada y para puritita chi... -es de los pocos chihuahuenses que no necesita vejigas para nadar y menos de un tipejo como yo-, no; el título de estos párrafos se explica por la decena de personas que empezaron por atacar al licenciado de un montón de estupideces, las cuales, la mayoría ni siquiera entiende; y en segundo lugar, por aquellas otras que lo felicitaron por su acto de pública contrición. La contemporización, por lacrimosa, ofende; y si nadie se sintió insultado por ella es por el prejuicio aquél de que: "Lo que Usted diga, licenciado, todo, todo, TODO, está bien... papacito"; o porque basta la exhibición de la propia compunción, con las adecuadas disculpas de por medio, para que los descerebrados de cualquier laya y condición ipso facto se apresten a otorgar su perdón de inmediato, sin tomar en consideración la magnitud de la falta -si la hubo siquiera-; o lo que es peor, si el susodicho la merece o no.

Continuará...

  Regresar a la portada
Selecciona la ciudad
Planets Delicias Chihuahua Juárez
Radioteleton 2017

Columnas de El Chilero
Estos espacios de expresión únicamente reflejan el punto de vista de los autores.


Para los externos al proyecto de nación promovido por Andrés Manuel, proclives al bipartidismo que siempre ha predominado en México, entiendo su crítica y modus operandi, es estratégica su forma de actuar y la desestabilización de Morena podría redundarles a ellos en cierto beneficio personal o grupal. Pero lo que sí de plano no concibo ni como estratégico ni conveniente para que el proyecto pueda rendir los frutos requeridos en Chihuahua es que propios hagan señalamientos sin sustento, sobretodo contraviniendo al líder nacional en cuanto a las candidaturas ciudadanas, en cuanto a la participación de liderazgos externos que si bien tomamos parte activamente unos, como colaboradores otros, no pretendemos generar nuestro capital político a costa dé sino al contrario sumar el poco o mucho arrastre que traigamos, porque estamos convencidos de la propuesta de López Obrador, y de la gran posibilidad que se presenta para los mexicanos en el 2018 si nos unimos en un propósito común.



Esa es la naturaleza de las campañas políticas, que desde el comienzo de estas los aspirantes deben mostrarse con un buen impermeable y piel dura para aguantar una sarta de mentiras y calumnias directas, las crudas verdades (aunque por lo regular verdades a medias o tergiversadas); la que se conoce como una campaña de desprestigio a la que tienen que enfrentarse quienes buscan un cargo público, lo sé por experiencia y puedo decir sin equivocación que entrar en el contexto de una campaña política en México es un riesgo inminente, no para los políticos decentes y buenos, que no están excentos en ningún momento de señalamientos falsos, al contrario, en ocasiones son más susceptibles debido a su condición, que en términos llanos podemos decir: sin cola que les pisen.



Es inminente entonces, que la PGR haciendo uso de sus facultades, atraiga el caso del ex gobernador y nuevamente se analicen las órdenes presentadas, la configuración de los delitos y el comparativo que por ley debe de hacerse de las conductas ilícitas en el vecino país, para que se proceda a la detención y entrega a las autoridades mexicanas.



Sin embargo, tratándose del deficiente sistema fiscal en vigor, así como del llevado y traído combate a la corrupción, pueden hacerse también sendos apuntes: ¿Quién en este país ha peleado, en serio y más allá de cuestiones político-electorales de coyuntura, por un reordenamiento de las finanzas públicas a partir de un auténtico federalismo fiscal? Nadie. En este punto no puedo sino recordar una sentencia y un verso que me parecen la mar de oportunos: cuenta la leyenda que la Sultana Aixa le dijo a su hijo Mohammed ben Abî al-Hasan `Alî, conocido como Boabdil Al-Zugabi ("el Desgraciado"), en el trance terrible de perder Granada: "No llores como mujer lo que no supiste defender como hombre", medio méndiga la Sultana pero lúcida a más no poder. El verso, a su vez, es de la autoría de la extraordinaria Sor Juana, extraído de su célebre "Hombres necios", y es aquella pregunta retórica de: "¿Qué humor puede ser más raro que el que, falto de consejo, él mismo empaña el espejo y siente que no esté claro?".


 
ElChilero.com.mx - ® Todos los derechos reservados 2018